En tiempos de pandemia por coronavirus hemos reforzado la limpieza y la desinfección del material, de los estudios fotográficos y del resto de las instalaciones de Camaleó.

 

Hacer una sesión de fotos o producción de video en nuestras instalaciones es fácil y seguro.

 

Desinfectamos acuradamente y con regularidad las mesas, los cuartos de baño, los picaportes de las puertas, los interruptores de la luz y obviamente el material de iluminación, trípodes, cámaras y todo el material utilizado en las sesiones. 

Además ventilamos regularmente el espacio al interior.

 

Tienes a tu disposición un dispensador de pie de gel hidroalcohólico tanto en la entrada como en los platós, así no tendrás que tocar ningún pulsador con las manos.

Al momento de acceder a nuestras instalaciones se tomará la temperatura con un termómetro de infrarrojos. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la entrada se pone a disposición de todos los clientes un spray pulverizador desinfectante y un rollo de papel absorbente para limpiar el material que entra en el estudio con vosotros (maletas, cajas, etc). 

 

En los lugares comunes (en la sala comedor, en la sala coworking y en la entrada-recibidor) no podrán haber más de 6 personas a la vez. 

 

Debemos, como en cualquier otro lugar, mantener la distancia física (preferiblemente dos metros). 

 

El uso de mascarilla es obligatorio en nuestras instalaciones.

 

Los profesionales de maquillaje deben llevar también pantalla sanitaria, a parte de una mascarilla homologada. 

 

Una actitud responsable por parte de todos los usuarios hace que nuestro estudio sea seguro en todo momento.

 

¡Te esperamos!

 

 









Buena foto destacada por parte del equipo de buenafoto. Gracias.
Con Ricardo Barbeito Martinez
En Camaleo coworking fotografia
Fotografía: Pep Valls

” La juventud no es una época de la vida, sino un estado de la mente. Es un ejemplo de la voluntad, una actualidad de la imaginación, un vigor de las emociones, un predominio del valor y la decisión sobre la timidez, es el impulso de la aventura. El hombre envejece únicamente cuando deserta de sus ideales. Los años arrugan la piel, pero la falta de entusiasmo arruga el alma “